domingo, 2 de agosto de 2009

YOGA IYENGAR Y MENSTRUACIÓN

Por Geeta S. Iyengar

P.1.: ¿Cuáles son las asanas y los pranayamas que una puede hacer sin peligro durante la menstruación?
Desde el PRIMER DÍA en que la regla empieza hasta que la regla termina, lo que puede durar siete días, una se debería ceñir a la práctica de asanas que ayudan a las mujeres a mantenerse sanas y que no crean ningún tipo de obstrucción en el flujo menstrual. Estas asanas se han de seleccionar de manera que no le hagan perder energía o que provoquen perturbaciones hormonales.
Las extensiones de pie hacia delante (uttitha pascima pratana sthitti), como Uttanasana , Adho Mukha Svanasana , Prasarita Padottanasana , Parsvottanasana – preferiblemente con un soporte para la cabeza- ayudan durante la menstruación. Para relajar el abdomen, una ha de hacerlas primero con el movimiento de la espalda cóncava antes de llegar a la postura final. Pero las que sufran de dolores corporales, tensión baja, falta de energía e hipoglucemia deberían evitar estas posturas.
Ardha Chandrasana y Utthita Hasta Padangusthasana II ayudan a combatir sangrados excesivos, dolores de espalda y calambres menstruales. Las que padezcan de dolores en la parte baja de la espalda, ciática y problemas en discos intervertebrales han de añadir estas dos asanas a su lista.

Las asanas supinas (supta sthitti) - como Supta Virasana, Supta Baddhakonasana, Supta Svastikasana, Matsyasana, Suptapadangustasana II, (hechas con la ayuda de un cinturón, bolsters y mantas), relajan los músculos y los nervios que están en estrés continuo, tensión e irritación. Estas asanas ayudan a relajar y a reducir las punzadas que produce la vibración constante de los órganos internos, reduciendo el consumo de energía vital al mínimo. Las que sufren de respiración corta, pesadez en el pecho, retención de líquido, sangrado abundante, calambres, irritación mental e impulsividad encuentran estas asanas muy efectivas para reducir y erradicar estos problemas.


Simples extensiones hacia adelante (pascima pratana sthitti) - como Adho Mukha Virasana, Adho Mukha Svastikasana, Janu Sirsasana, Triang Mukhaikapada Pascimottatanasana, Ardha Baddha Padma Paschimottanasana, Marichyasana 1, Parsva Upavisthakonasana, Adho Mukha Upavisthakonasana hechas relajadamente, reducen el exceso de flujo, suavizan el abdomen y hacen que las vibraciones de las células del cerebro descansen. Estas asanas ayudan a las que sufren de migrañas, dolor en la parte baja de la espalda, gran cantidad de flujo, calambres menstruales y fatiga.

Las asanas en posición sentada (upavistha sthitti)- como Svastikasana, Virasana, Padmasana, Baddhakonasana, Upavisthakonasana, Gomukasana, Mulabandhasana etc., ayudan a eliminar la tensión y el estrés. Éste es también un periodo en el cual nos podemos ocupar de nuestras rodillas, isquiotibiales, caderas, tobillos, dedos…para lubricarlos extenderlos y flexionarlos, y de este modo soltar las articulaciones y erradicar los dolores y las inflamaciones. Cuando las piernas se han relajado practicando estas asanas, el cerebro también se calma.


La menstruación es el momento en el que las mujeres que tienen dolores provocados por la artritis han de trabajar con sus hombros, codos y muñecas practicando Parsva Baddha Hastasana, Pascima Namaskarasana, Gomukasana (posiciones de los brazos) y el ejercicio 1 de las cuerdas para los hombros, etc. Así, las que sufren de artritis, dolores reumatoideos, e inflamación en las articulaciones pueden darse un tiempo para trabajar en estas áreas, relajando despacio y de manera gradual las articulaciones sin agresividad.



Las que no puedan hacer Virasana o Padmasana pueden emplear su energía (de manera no agresiva) en trabajar sus rodillas ya que disponen de tiempo suficiente y no existe ninguna prisa para acabar el programa diario de práctica.

Con el objetivo de proporcionar calma y descanso orgánico y nervioso, una ha de hacer Viparita Dandasana y Sethubandha sarvangasana (purva pratana sthitti) la cuales ayudan a estimular y energetizar el cerebro, el pecho, los pulmones, el corazón y para mantener el equilibrio hormonal en el sistema endocrino.

Una puede hacer Savasana, y los pranayamas Ujjayi y Viloma en Savasana. Si el ciclo menstrual es regular sin que haya dolores generales, de cabeza, irritación, ansiedad, sofocos, depresión, una puede practicar los pranayamas ujjayi y viloma sentada.

A parte de estas asanas, para mantener la salud durante la menstruación una, ha de practicar de manera rutinaria posturas supinas, extensiones hacia delante, Viparita dandasana, Sethu bandha sarvangasana y pranayama en savasana como aperitivo mientras que normalmente esto le puede llevar de una hora y media a dos horas.

P.2: ¿Qué asanas y pranayamas se han de evitar?
Se deben de evitar las Invertidas (viparita sthitti) , como Adho Mukha Vriksasana , los equilibrios sobre los brazos como Bakasana (bhujatalan sthitti), las posturas hacia atrás (purva pratana sthitti) como Urdhva Dhanurasana, Kapotasana y cierres del cuerpo (grantha sthitti) , como Yoganidrasana, Ek Pada Sirsasana y contracciones abdominales (udara akunchana sthitti) como Navasana y Jathara Parivatasana . Se debería evitar el pranayama en asanas sentadas . Y aunque lo practiquemos nunca ha de ser por más de quince minutos. Evite Antara y Bahaya Kumbhakas, Uddiyana y Mula Bandhas, Bhastrika, Kapalabhati y Mahamudra.

P.3: ¿Qué asanas se permiten a pacientes que tienen ya su propio programa terapéutico?
Esta respuesta conlleva un amplio abanico de posibilidades y daré algunas indicaciones. Si tienen problemas de columna pueden practicar posturas de pie y hacerlas durante menos tiempo para evitar el cansancio. Tienen que ver cuales son los soportes adecuados para su espalda, pecho, piernas y así poder trabajar específicamente en el área afectada.

Si tienen que hacer ejercicios con las cuerdas para sus hombros, cuello, espalda, tienen que utilizar soportes. Las torsiones laterales (parivrtta sthitti) como Bharadvajasana, Marichyasana se pueden hacen mientras que no se haga presión sobre el abdomen. En cuanto al resto de las torsiones, las presiones excesivas pueden causar presión sobre sus ovarios, útero y vagina. Por ello se deben evitar estas asanas. En cambio, se pueden practicar otras asanas indicadas para el periodo menstrual que no suponen ninguna contraindicación para su problema (de columna).

P.4: ¿Por qué no podemos practicar invertidas (viparita sthitti) durante el periodo?
Durante la menstruación si hacemos invertidas el flujo de sangre se detendrá. Las que han intentado hacerlas en un exceso de entusiasmo o de insensibilidad se habrán dado cuenta que el flujo se corta repentinamente. Ciertamente esto no es bueno ya que puede ocasionar fibromas, quistes, endometriosis y cáncer, dañando el organismo.

Según la medicina ayurvédica, los desechos del cuerpo han de desecharse y no se pueden retener o reabsorber. No puedes retener la orina, las heces, la flema, el moco, etc, al interior ya que son sustancias de desecho. Se las llama mala – son los desperdicios que se excretan. Si se retienen al interior ocasionarán enfermedades.

Durante la menstruación se ha de reducir el ejercicio físico que se suele hacer, incluyendo las caminatas, el baile o el trabajo doméstico pesado. El cuerpo pide descanso y relax, y una se lo ha de conceder.

Las posturas invertidas tienen sus propias características. Este grupo de asanas detiene el flujo menstrual y cuando se practican durante el embarazo sostienen el feto con seguridad y saludablemente. Estas asanas son muy beneficiosas para las que tienen abortos frecuentes. Se puede permitir practicar invertidas a las que el periodo se les prolonga más de quince días, después del duodécimo día de flujo. Las invertidas detendrán el sangrado. Obviamente una ha de averiguar cual es la causa subyacente a este problemas de sangrado excesivo y tratar su enfermedad con otras asanas durante los días en que no tiene el periodo. Actualmente es un hecho que se ha de controlar el flujo. Si una mujer tiene el periodo durante los días correspondientes a la ovulación, las invertidas se administran como una medicina.


Después de que el ciclo menstrual se termine, empiece su práctica de asanas con invertidas ya que son grandes sanadoras del aparato reproductor. Reestablecen rápidamente el equilibrio hormonal. Con esta experiencia, desde la cual los efectos de las invertidas son conocidos y nos conciernen, no deberíamos dudar acerca de su omisión durante el periodo. Aunque si debido a la obstinación y a la rigidez una se fuerza en hacerlas, lo pagará más tarde sino de manera inmediata.

P.5: ¿Es seguro practicar invertidas después del tercer día, durante nuestra práctica personal o en clases dirigidas?
El flujo ha de haber cesado por completo. La cuestión no se refiere a tres o cuatro días. El flujo ha de haberse parado por completo. Aunque asista a una clase o a un intensivo, con cualquier profesor, o a una convención, tiene que proteger su salud.

Tan pronto como cese el flujo, empiece con la práctica de invertidas. No haga enseguida posturas de pie, extensiones hacia atrás, equilibrios, etc. Recuerde que acaba de alumbrar un bebé que no ha nacido, ya que a la menstruación se la llama “el funeral del bebé que no ha nacido”.

El problema no es el tercer o el cuarto día. ¡No cuente los días! Si el flujo continua es perjudicial intentarlo y también quedarse en la postura. Pero si el flujo ha parado, es una bendición el que una tenga que practicar lo mismo hasta después de la menstruación.

Sea el principio o el final de la regla, el hecho es que no se deben hacer invertidas.

Algunas mujeres no descargan flujo durante el principio. Manchan uno o dos días, y después se inicia la verdadera descarga de flujo. En este caso sería erróneo hacer invertidas hasta que este flujo escaso se prolongue hasta antes de los días de flujo más abundante. Si el flujo ya ha comenzado se verá detenido a causa de este intento de hacer invertidas.

Si esto es más bien hacia el final de la regla, quizás no sea muy dañino si una ha subido solo a la postura final y ha bajado enseguida. Pero si se hace regularmente durante cada mes, causará perjuicios tal y como he dicho anteriormente.

Ésta es una pregunta muy subjetiva.


FUENTE: CARTA DE PUNE, 2003